Domingo, 24 Junio 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Esperemos nunca dejar caer en el barril del olvido, a quien cantaba por todo lo alto, una oda a la vida, a los otros mundos y murió con sus ideas. Trato de no contaminarse, pero como especie, esa es nuestra especialidad...

Martes, 28 Julio 2015 19:00 Publicado por en Arte

Un Canto de la Sacerdotisa...

 

Interestelar eran las reuniones que se tenían por Huatla, ahora el lugar vive de la fama y siguen desfilando todos aquellos que quieren ponerse hasta atrás, y encontrar su pinche aura, aunque honestamente no se a donde la perdieron, ya que me causa conflicto aceptar fuerzas místicas, cuando no creo en un dios cristiano o cualquiera de las manifestaciones que hay en todo el mundo, incluyendo al supremo dinero (pero bien que despotrico cuando no cae la marmaja).

En fin, hace poco se tuvo un aniversario más de María Sabina y los “inocentes” de sus familiares y gobierno de la localidad, la recordaron con un festival a su manera, todo hecho por amor al arte de la sacerdotisa, ¡que nobles! Y lógicamente Habemus muchus que nos subimos a la barcaza del tema de moda, y todo el resto del piojoso año ni que nos acordemos de ella, nos aprovechamos de la banalidad. Pero esto no quiere decir que entre más hurgas en las fabulas o anécdotas de quienes todavía tienen una memoria y reconozco que debo esculcar en los viejos libros y revistas, para traer al presente esa historia de unos escarabajos que querían sentir el viaje, o de la visita (según, no hay algo tangible que lo demuestre) que hizo su majestad, el Rey Lagarto, Bob Dylan y se dice que hasta Walt Disney (ahora entiendo, que pasón tuvo el Walter, para supuestamente concebir a patos, perros y otras faunas).

De la señora Sabina hay infinidad de cuentos, relatos y leyendas; que están mezcladas entre realidad y fantasía, todas las palabras que aquí se escriban, parecerán réplicas de otras tantas que ya han aparecido en años anteriores, por los medios que ustedes me digan o cuenten. Pero lo correcto (no sé si sea la acepción adecuada) es que debe de multiplicar y no olvidar, pero todo esto dicho como mera pinche sugerencia, al final deciden sus ondas si es bueno o no.

Para rematar les dejo unos cantos que encontré de la señora María, hay varios, al igual que una grabación le hizo el padre de los estudios hongologos, Robert Gordon Wasson, pionero de los duendes y sus bellos efectos en la psique del dizque hongo sapiens y antes de que se me olvide, también hay una movie de Nicolás Echeverría, Mujer Espíritu. El disco de Gordon se titula, “Mushroom Ceremony of the Mazatech Indians of Mexico”, 1957. Smithsonian Folkways Recordings”.

Ahí dejo los cantos:

Soy una mujer sin sangre
El pájaro me roba la sangre
El libro abierto me roba la sangre
El agua me roba la sangre
El aire me roba la sangre
La flor me roba la sangre

Me conocen los santos del cielo y los ángeles
Dios me conoce
El corazón de la Santísima Madre de Cristo
El corazón de Nuestro Señor Jesucristo.

Soy una mujer que llora
Soy una mujer que escupe
Soy una mujer que ya no da leche
Soy una mujer que habla
Soy una mujer que grita
Soy una mujer que da la vida
Soy una mujer que ya no pare
Soy una mujer que flota sobre las aguas
Soy una mujer que vuela por los aires.

Soy una mujer que ve en la tiniebla
Soy una mujer que palpa la gota de rocio posada sobre la yerba
Soy una mujer hecha de polvo y vino aguado

Soy una mujer que sueña mientras la atropella el hombre
Soy una mujer que siempre vuelve a ser atropellada
Soy una mujer que no tiene fuerza para levantar una aguja
Soy una mujer condenada a muerte

Soy una mujer de inclinaciones sencillas
Soy una mujer que cría víboras y gorriones en el escote
Soy una mujer que cría salamandras y helechos en el sobaco
Soy una mujer que cría musgo en el pecho y en el vientre
Soy una mujer a la que nadie besó jamás con entusiasmo
Soy una mujer que esconde pistolas y rifles en las arrugas de la nuca.

Soy mujer que hace tronar
Soy mujer que hace soñar
Soy mujer araría, mujer chuparrosa
Soy mujer águila, mujer águila dueña
Soy mujer que gira porque soy mujer remolino
Soy mujer de un lugar encantado, sagrado
Porque soy mujer aerolito.

 

Visto 601 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter