Sábado, 09 Febrero 2019 14:59

La misteriosa isla que estudia la NASA

La misteriosa isla que estudia la NASA

Por sus extrañas características, una isla que se formó en 2015 en el archipiélago de Tonga tiene desconcertada a la comunidad científica.

Aunque esta isla estuvo monitoreada vía satélite desde su nacimiento, no fue hasta que Dan Slayback, científico del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, la visitó y se topó con un entorno muy peculiar.

Acompañado por un investigador de Toga y un equipo conformado por estudiantes y científicos de la la Asociación de Estudios Marinos, Sea Education Association, Slayback se encontró con un terreno raro e irregular.

La mayor parte de la isla es como una gravilla negra, no lo llamaría arena porque las piedras son del tamaño de un garbanzo. Casi todos llevábamos sandalias y era muy doloroso cuando las piedras se metían bajo la planta de los pies”
… relató Slayback en un blog de la NASA, donde también hace mención de una especie de lodo cuyo origen es difícil precisar.
Y hay como una arcilla que se extiende desde el centro. En las imágenes por satélite ves este material de color bastante claro, es lodo arcilloso. Es muy pegajoso. Cuando lo vimos no sabíamos lo que era y su origen aún me desconcierta. Porque no se trata de ceniza volcánica”.
Por ahora esta isla todavía no tiene nombre, por lo que es descrita como HTHH (en relación a Hunga Tonga y Hunga Ha’apai, las dos islas más cercanas).
Otro elemento que también tiene en jaque a los científicos es la vegetación que coloniza a la isla, que quizá surgió de las semillas que venían en las heces de las aves.
Durante la visita que hicieron pudieron visualizar a gaviotines sombríos (Onychoprion fuscatus) que se refugian en las depresiones formadas alrededor del cráter.
También les llamaron la atención los barrancos y acantilados que se han formado.

Me sorprendió cuan valioso fue estar en persona en la isla. Cuando estás allí ves claramente qué sucede con el terreno (…) La erosión causada por la lluvia en la isla es mucho más rápida de lo que imaginaba”.

… narró Slayback.
El valor de esta isla radica en que, durante los últimos 150 años, sólo tres islas han surgido como producto de erupciones volcánicas y han sobrevivido a la erosión del océano. Su estudio puede ayudarnos a comprender cómo se forman y cambian las islas en el planeta, además de arrojar pistas sobre la interacción de los terrenos volcánicos.
Antes de marcharse, Slayback y su equipo tomaron muestras de rocas y con ayuda de unidades GPS y drones realizaron mediciones al terreno. El plan es volver en un año para continuar con los estudios.
Con información de BBC
Leído 15 veces

Síguenos en Facebook