Sábado, 17 Septiembre 2016 15:59

Una reflexión de las pulcatas en Puebla y sus alrededores

Una reflexión de las pulcatas en Puebla y sus alrededores

Decir que en el pulque hay un vacío generacional no es cierto; porque personalmente he notado que hay un gusto por los jóvenes en asistir, pero hay que admitir que por la zona, son más asiduos los de una universidad pública que alguna privada. Pero ojo, no lo digo por demeritar ni a uno ni a otro, simplemente es lo que se ve; al final, cada quien su gusto.

En el Centro Histórico de nuestra Puebla de los Agaves, hay varios que tienen un buen arraigo como el Sapito Pulquero, ubicado a una cuadra de los Sapos, sobre la 4 Sur, donde  hay buen ambiente, a pesar de lo pequeño que puede parecer el local; la decoración lleva objetos propios de esta actividad, donde se ve la bolsa, hecha de cuero del Tlachiquero y la clásica barra, donde los curados y el natural están en sus vitroles, colocados en tinas con hielo. Hacia la 11 Oriente hay otro sitio que tiene un giro diferente, ya que lleva una orientación más rockera y de trova, además que hace una mezcla de mezcal y cerveza, siendo el pulque el tercero en discordia, pero que tiene a sus fanáticos, el Foro Cultural Karuzo.

En las otras áreas como Cholula o Tlaxcala, se tiene una costumbre más presente, en los diferentes caminos reales, en las poblaciones, barrios o en algunas juntas auxiliares se pueden ver desde restaurantes, bares o pulquerías más estables, con más estructura, pero hacia las afueras, hay puestos más rústicos, incluso estos se pueden ver cerca del Basamento Piramidal, donde los turistas, nacionales y extranjeros, pueden adquirir esta deliciosa bebida.

Así que sigamos conociendo a las populares pulcatas, que no tienen ese aspecto mal informado, donde se dice de ellas que son sucias y de mala muerte, ni las de Puebla o de la Ciudad de México tienen esa imagen, al contrario, son representativas de esas antiguas cantinas, donde lo importante es charlar, comer alguna botana afín a la bebida y disfrutar de la compañía. La higiene del establecimiento está garantizada, y si son de un puesto, sabes que ahí es más para pedirlo para llevar o te tomas un curado o natural para la sed y puedas seguir tú camino.

Y de la famosa muñequita, hay algunas personas que aseguran que si es cierto. Por cierto la muñeca según la sabiduría popular es caca de vaca, pero es una cuestión que tiene varias connotaciones, ya que otros dicen que esta fue una mala campaña de las cerveceras, ya que hace algunas décadas del pasado siglo, las pulquerías rebasaban en ventas a muchas cantinas de bebidas convencionales. Pero como digo, cada quien sabe su verdad, a mí la neta, me fascina el pulque y si lleva mierda, empiezo a entender porque soy una verdadera caca con dos patas…

Leído 1957 veces