×

Advertencia

JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /home/diablopuerco/public_html/media/be
×

Aviso

Hubo un problema en su galería de imágenes. Edita tu galería y verifica que contenga imágenes. De no ser asi, elimina la galería usando el checkbox. El sistema no puede encontrar la carpeta: media/be
¡Compártelo!
Miércoles, 12 Agosto 2015 00:00

El fondo de un escenario y que fondo!!!

Publicado por en Arquitectura

 

Ingeniería y arquitectura de primer mundo cabrones...

Su proeza artística es loable, con una dedicación muy fuerte, única en el mundo y con muchísimo ingenio, ese que parece, por ratos, estar escaso; además agreguen que fue pensado en proteger a los espectadores, ya que es un telón anti fuego, todo esto se justificaba en esa época de principios del siglo XX, ya que eran muy comunes, los incendios, que se dieran por esos años y el público estaba muy expuesto a sufrir consecuencias.

La historia de este magnífico mural, porque no hallo otro apelativo para tan grandiosa obra, está compuesto por muchos materiales, sus teselas de cristal refractario e iridiscente son un millón de piezas; las cuales conforman 206 tableros, y estos dan unas medidas de 14 metros de ancho por 12.5 de altura y 32 cm de grosor y el peso “solo” es de 27 toneladas. Vaya ingeniería, vaya atrevimiento para construir la grandilocuencia, de una época convulsa, que se teñía con mucha sangre. Gran parte del pensamiento, se lo debemos  al arquitecto Adamo Boari (italiano), quien estaba muy comprometido con esta obra monumental; puesto que se trataba de una de las construcciones que servirían para conmemorar los primeros 100 años de independencia. Una celebración muy teñida de rojo, de injusticia, pero no por eso dejaban salir obras como estas; puede parecer controversial y se supone que el arte no debe mezclarse con los intereses políticos; pero hay personas que piensan que debería, el arte, estar al servicio de la expresión del oprimido.

Este telón si quedo en los tiempos establecidos entre el gobierno contratante y el arquitecto, puesto que tuvo la asesoría, diseño y manufactura de grandes compañías extranjeras y artistas reconocidos, entre los cuales podemos mencionar a la muy prestigiosa Casa de diseño en Art Nouveau, Louis Comfort Tiffany de Nueva York, la cual monto una imagen de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, dicha reproducción pictórica corrió a cargo del artista Harry Stoner; y fue realizada en cristales opalescentes, es decir que no fueran transparentes y conto con la ayuda y sugerencias de nuestro pintor Dr. Atl. Toda la demás ingeniería fue hecha por las empresas, Vereignitemaschinengábrik y Maschinenbaugesellschaft, ambas de origen alemán, quienes elaboraron la estructura, soporte y el mecanismo de funcionamiento.

Ha sido una de las obras modernas que más admiración ha causado, ya que ningún otro teatro tuvo o ha tenido un telón como este, y fue tan novedoso (como en nuestros días) que antes de que se montara en la Ciudad de México, estuvo exhibido por un tiempo en la gran manzana, antes de ser transportado a su destino final. Como ya hemos resaltado, esta es una de las grandes piezas con las que cuenta nuestro país, una obra que es atemporal y nos llena de mucho orgullo, por eso la hemos traído para ustedes, amigos ociosos y de verdad que deben de conocerse y sepan qué onda con lo que se hace y monta en “nuestros” espacios públicos, así que no les de hueva y vayan al defectuoso a darse una pequeña empapada de cultura…

{gallery}be{/gallery}

 

Visto 147 veces

Autor

Ocioltura

Ateo y loco de nacimiento, creativo en profesión y programador por accidente, fanático de las películas de terror, sociopata musical de Armando Palomas e Iván García, de reciente manufactura en el mundo de la fotografía.