¡Compártelo!
Viernes, 19 Agosto 2016 21:21

Alberto Korda, el fotógrafo del Che y la Revolución Cubana

Publicado por en Fotografía

Trillado, pero válido, al maestro con cariño...

Una de las fotos más reconocidas en la historia de la Tierra es aquella donde se muestra el rostro de Ernesto “Che” Guevara. Es el momento más oportuno que pudo haber tenido cualquier fotógrafo, y el autor de tan icónica imagen fue Alberto Díaz Gutiérrez, mejor conocido como Alberto Korda. De nacionalidad cubana, este hombre fue toda una institución de esta noble profesión, creando una escuela en esa bella isla del Caribe.

Fiel creyente de una de las revoluciones más honestas del mundo, acompaño a las dos principales figuras de este movimiento social, que recordando esa frase, de: “los intelectuales planean e inician las luchas, el pueblo la lleva a cabo y la impone, y los burócratas las matan”. Pero esa es agua de otro caldo. Los barbudos, Fidel Castro y Ernesto Guevara, siempre han tenido un magnetismo muy especial para todos los medios de comunicación, sobre todo por los ideales que representaban en esa época convulsa. Década que quería romper los esquemas imperantes, acabar con la esclavitud de voluntades que sigue disfrazada como libertad y continuamos respirando es opresión.

Korda anduvo en muchas de sus giras, caminando al lado, frente y detrás de ellos, consiguiendo extraordinarias y genuinas tomas. Donde se pueden observar demostraciones de alegría, llenas de ilusiones, esperanzas y cargadas de un humanismo que en su sencillez, parecía un surrealismo para esas potencias del orbe.

Es ahí aquí donde vemos el ojo, mano y antojo de Alberto, que supo capturar todas esas posiciones involuntarias, volviéndolas en algo intencionado, que rompió el andar del tiempo y convirtió muchas de esas fotografías en recuerdos para la historia. Es por eso que sus obras han estado en diferentes muestras, alrededor del mundo, que han sido seleccionadas para conformar libros y dejar esa posteridad necesaria.

Hablar de la faz del guerrillero argentino, es hablar de una efigie de sobra conocida. Que se volvió una bandera para enarbolar por las distintas generaciones y más, por las clases sociales más desesperadas. Esa foto encumbro a Korda, pero lo hizo sin querer, y no por  restarle importancia al momento de dolor que pasaba el Che y el pueblo cubano. Sino que por azares del destino este afiche estuvo deambulando algunos años por distintos editores, hasta que cayó en manos de un artistas irlandés, Jim Fitzpatrick y éste elaboro la postal que todos conocemos. Esta historia tiene más involucrados y protagonistas, pero no es el eje central de este artículo. En realidad es dar ese espacio y homenaje a un cubano que compartió los sueños de esos revolucionarios y los hizo suyos...

Visto 59 veces

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza.