Miércoles, 20 Febrero 2019 12:30

Hallan indicios de la batalla naval entre Roma contra Cartago.

Una de las batallas más decisivas...

Hallan indicios de la batalla naval entre Roma contra Cartago.

El equipo de arqueólogos que investiga desde hace una década el lugar de la batalla naval entre Roma y Cartago, acaecida el 10 de marzo del año 241 a.C., presentó recientemente, según reporta LiveSciencie, interesantes conclusiones acerca de su desarrollo.

Los hallazgos realizados en el fondo marino junto a las islas Égadas cerca de Sicilia sugieren que Cartago reutilizaba naves romanas capturadas, y que sus tripulantes pudieron haber arrojado parte de la carga en un desesperado intento de escapar de la flota romana.

Uno de los cascos encontrados / Foto William Murray – RPM Nautical Foundation

Las naves cartaginesas transportaban suministros destinados a su ejército en Sicilia cuando fueron interceptadas por barcos de guerra romanos, trabándose en combate cuyo resultado fue tan desastroso para Cartago que tuvo que pedir la paz, poniendo fin a la Primera Guerra Púnica.

Las prospecciones submarinas han sacado a la luz numerosos objetos como cascos, cerámica y espolones metálicos, seis de ellos en la última campaña de 2018.

Espolón romano/ Foto William Murray – RPM Nautical Foundation

Sin embargo, lo que desconcierta a los arqueólogos es que, a pesar de que es sabido que Cartago perdió la batalla, la mayor parte de restos encontrados son romanos, cuando se supone que debió haber más victimas cartagineses. De los 19 espolones encontrados 11 son sin ninguna duda romanos, indica el profesor y miembro del equipo William Murray, de la Universidad del Sur de Florida.

Además, continúa, el diseño de muchos de los cascos es del tipo Montefortino, que era tan popular entre los soldados romanos que incluso decoraban los espolones con su imagen.

Una explicación para la ausencia de espolones cartagineses es que éstos podrían haber utilizado barcos romanos capturados en algún momento anterior. Según Murray, algunos años antes de la batalla los cartagineses habían capturado 93 barcos romanos en otro choque naval.

En cuanto a la presencia de tantos cascos tipo Montefortino, la explicación puede estar en que los cartagineses empleaban mercenarios de la Galia y de Iberia que los utilizaban por influencia romana.

En torno a los restos de las naves romanas los arqueólogos encontraron numerosas ánforas desperdigadas, como si hubieran ido siendo arrojadas por la borda, en lugar de hundirse juntas al tiempo que los barcos. Según Murray es posible que, en algún momento de la batalla, los cartagineses viéndose derrotados arrojasen los suministros para que no cayeran en manos romanas y, al mismo tiempo, aligerar sus naves para tratar de huir más rápidamente.

Los trabajos submarinos están a cargo de la Soprintendenza del Mare de Sicilia y de la Fundación Náutica RPM, que ya preparan la campaña de 2019.

Fuentes: RPM Nautical Foundation / Live Science. / labrujulaverde.com

 
Leído 1141 veces

Síguenos en Facebook