×

Advertencia

JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /home/ocioltura/public_html/media/k2/galleries/Bejar

×

Aviso

There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: media/k2/galleries/Bejar

Domingo, 16 Agosto 2015 00:00

El de los Magiscopios, Béjar

el invidente zurdo Escrito por  en Escultura
El de los Magiscopios, Béjar

Donde queda la memoria de todos, cuando es que decidimos deshacernos de las personas, de sus obras, sus pensamientos e intenciones. El arte puede ser de todo, abstracto, violento, dócil, entretenido, aburrido, pomposo, pedante, humilde, envidioso y toda clase de sentimientos a favor y en contra; pero no debería ser un baúl de los recuerdos y ser encerrado entre paredes, puede ser que no tengamos un sentido de conservación, pero se llega a los extremos y uno de esos momentos de arrebato es el relegar a quienes han creado su propia visión cultural y de una manera u otra tratan de ser contestatarios de lo que está fijo, de lo que es corriente y no deja entrar a los pocos se despiertan y por lo mismo no se les da el reconocimiento, y esto lo hacen de un modo grosero y despectivo.

Esto le ha pasado a Feliciano Béjar, de unos años acá se trata de solventar esto, y no queriendo ser negativo, pueda ser a favor de su intelecto y sus habilidades, esos que inventaron los Magiscopios, de sus manos y mente que enlaza para construir sus propias habitaciones, quien vio que seguía habiendo vida útil en lo que nosotros consideramos desperdicios. Un hombre que se construyó a sí mismo, sin necesidad de profesores, fue por la vista donde entraron sus conocimientos, sus locuras, sus motivos.  Un hombre que se volvió universal, porque siempre elaboro, siempre lucho en contra de quienes quieren ver muerto al arte, a la cultura y a la memoria de quienes quieren preservar la historia, sin importar si son laicos o no.

Un abrazo maestro y ahí donde te enterraron, donde te llevaron con gran ceremonia, cuando tenían que hacerlo en vida, en la mejor época de creación, de influencia e inspiración. Un gracias porque me has dado una luz, de que no soy un normal viendo un interés económico, solo es por el placer de crear sin importar donde queden los homenajes y honores, esos que cambian la vida del genio y lo vuelven un sirviente de la estúpida sociedad que quiere complacencia, esa complacencia ya la mande al carajo…

Dedicado a mí padre…

{gallery}Bejar{/gallery}

 

Leído 613 veces