Libro pa celebrar, Las Fiestas de Frida y Diego

Libro pa celebrar, Las Fiestas de Frida y Diego

Escrito por  Lunes, 03 Octubre 2016 21:33

Que extraordinarias y divertidas, así como cultas han de haber sido las tertulias que se daban en la casa de estos dos monstruos de la plástica mexicana y universal. La de anécdotas e historias que en esas habitaciones de la Casa Azul circulaban, con todos esos invitados que agregaban su muy particular estilo, llenos de ingenio. Es por eso que todas esas celebraciones no deberían quedarse sin un testimonio escrito, y fue la hija de Diego Rivera, Guadalupe Rivera Marín, que “parió” un libro que no podía tener mejor título, Las Fiestas de Frida y Diego.

En esta edición se constan los diferentes menús que fueron concebidos para cualquiera de los festejos especiales que tenían los dos artistas, fuera cual fuera su índole, ya sea una boda, un cumpleaños, navidades o día de reyes. Estas últimas eran kilométricas sesiones de comilonas y alegrías, ya que el punto de partida era el cumpleaños de Diego Rivera, el 8 de diciembre y culminaban el 6 de enero, es decir em Maratón Guadalupe-Reyes, pero con una introducción anticipada.

Las páginas revelan recetas, gustos, ideas y extravagancias de ambos genios, descubren sucesos  sobre la personalidad y carácter, principalmente de Frida, ya que el eje central del volumen es ella, a pesar de que no era hija natural de la autora, pero si eran grandes amigas.

Otro de los ingredientes que no podían faltar en este  libro son las bebidas alcohólicas, siendo las predilectas, las nacionales, pulque y tequila eran los favoritos, pero aun así, se colaban destilados extranjeros. Es así como corren los nombres de los platos, de los invitados, de los acontecimientos que discurrían antes, durante y después de cada sesión culinaria. Sus manías y gustos se ven reflejados en cada elemento de la cocina, como aquel donde se menciona que Diego no era afecto a algún tipo de cubierto, ya que para su parecer, estos reflejaban una idiosincrasia capitalista y él tenía muy claras sus convicciones socialistas.

Con el transcurrir de las hojas, podemos descubrir que la mayoría de los platillos son muy mexicanos, ejemplifiquemos: Huazontles en salsa roja o verde, Mole negro de Oaxaca, Pozole rojo de Jalisco, Pambazos rellenos, Revoltijos, Tostadas y muchos más que son descritos con gran intensidad por parte de Guadalupe.

No hay una página de desperdicio, se relee muchas y descubres que hay elementos que parecían que estaban escondidos, pero al repaso de esas hojas, aparecen a la vista y te vuelves a sorprender con esas mentes creativas, que en esa brillantez, siempre había intensidad pasional y con orientaciones instintivas de origen, al fin y al cabo eran tan humanos como tú y yo…

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza.