La joven es la primer menor de edad en matricularse en una maestría en tal institución en 100 años.

Una mujer mexicana, madre de tres hijos, que enfrentaba el riesgo de ser deportada, fue autorizada a permanecer en el país por otros seis meses.