¡Compártelo!
Martes, 27 Diciembre 2016 21:06

Los que firmaron el Pacto por México que ahora den la cara por el “mega gasolinazo”: Morena

Publicado por en Politica

Tras conocer el anuncio de la Secretaría de Hacienda sobre el incremento de hasta un 20 por ciento en los precios de la gasolina a nivel nacional a partir de enero, legisladores de la oposición reprocharon la forma en que aumentarán los combustibles y advirtieron que el costo político se verá reflejado para quienes han previsto el aumento de impuestos.

 

También alertaron que con esta medida el Gobierno federal pone en riesgo la estabilidad social.

 

En esto han coincidido los políticos de los partidos que firmaron el Pacto por México. Pero Morena dice que PAN, PRD y PRI ahora deberían dar la cara por el “mega gasolinazo” que aplica a partir del 1 de enero próximo.

 

El gasolinazo del primero de enero tendrá un costo político que deben pagar los partidos que firmaron el Pacto por México. Después de que se anunciara que el aumento será de hasta un 20 por ciento, los partidos de oposición cuestionan quién debe pagar los platos rotos.

 

El 2 de diciembre, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus fuerzas satélite; el Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), firmaron en el castillo de Chapultepec el Pacto por México. Ciertamente, el PRD no firmó la Reforma Energética, que sí fue apoyada por el PAN.

 

El acuerdo fue un compromiso para promover una serie de reformas que impulsarían al país. Entre ellas la Fiscal y la Energética.

 

“El Pacto por México fue el marco que le permitió a Peña Nieto afectar a la ciudadanía. Dijeron que iba a beneficiar, que no iba haber más aumentos de gasolina. Pero era mentira. El aumento del 20 por ciento va afectar toda la economía, porque la gasolina hace que todos los productos suban de precio”, dijo César Cravioto, coordinador del grupo parlamentario del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México.

 

El 2 de septiembre del año pasado, un día después de enviar su informe sobre el estado de la administración pública, Peña Nieto reconoció que no habría más gasolinazos.

 

Sin embargo, recientemente, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) comunicó que habrá un aumento del 14.2 por ciento en la gasolina Magna, 20.1 por ciento par ala Premium y 16.5 para la diésel a partir de enero.

 

¿La razón? El costo heredado del aumento por los precios internacionales del petróleo, al cual se ajusta un gravamen, el IEPS de gasolinas.

 

“Se están cobrando cinco pesos de IEPS, es un impuesto especial por litro, adicional al IVA y al IEPS sobre la renta que se cobra en otros productos. Esto es un robo al despoblado”, dijo el Senador del PAN Francisco Búrquez.

 

De acuerdo con Cravioto, en un año de comicios la medida conllevará consecuencias electorales. En junio se celebrarán elecciones en Edomex, Nayarit y Coahuila.

 

“La gente ya está harta de estos partidos que siempre engañan. Que siempre dicen mentiras. La gente ya está harta del PRD, PRI, del PAN. La propuesta que estamos diciendo es crear refinerías para que el precio de la gasolina baje”, expuso Cravioto.

 

Y aunque el nuevo costo de la gasolina es derivado de una medida fiscal, diputados han reconocido que la Reforma Energética no ha proveído al país de mayor producción de gasolina para abaratar precios, ni de atracción de inversiones necesaria..

 

Rafael Hernández Soriano, Diputado federal del PRD, expuso que la Reforma Energética fracasó. De acuerdo con una publicación del diario Excélsior, hacia julio México importaba el 62 por ciento de la gasolina

 

“Ha habido una mala política económica de los muchachos de Peña Nieto, los neoliberales le apostaron al cuadernillo de los neoliberales y se equivocaron, fallaron. Hasta su gurú, Carstens, huyó. La gente va pagar de sus bolsillos las consecuencias”, criticó el Diputado Federal del PRD.

 

Fuente: www.sinembargo.mx

 

Visto 12 veces

Autor

Ocioltura

Ateo y loco de nacimiento, creativo en profesión y programador por accidente, fanático de las películas de terror, sociopata musical de Armando Palomas e Iván García, de reciente manufactura en el mundo de la fotografía.