¡Compártelo!
Miércoles, 28 Diciembre 2016 21:10

El café que tanto te gusta te está matando

Publicado por en Salud

Una organización ha analizado los niveles de azúcar que esconden las bebidas calientes de los establecimientos más populares y el resultado es alarmante

 

Cada vez que compramos un café mocha en la calle, arriesgamos nuestra vida. Esta es la conclusión a la que han llegado un grupo de especialistas nutricionales que trabajan en la organización Action Sugar calculando el consumo de azúcar que realizamos al día.


Después de analizar una larga lista de bebidas calientes que venden en Reino Unido empresas tan conocidas como Starbucks, Costa Coffee, KFC o McDonalds, han revelado unos datos alarmantes.


Algunas de las bebidas que se venden en Starbucks contienen hasta 25 cucharadas de azúcar. El límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud se sitúa en 6 cucharadas de azúcar al día.

 

Es decir, con un solo vaso de té chai caliente con uva, naranja y canela estamos ingiriendo el máximo de azúcar recomendado para 4 días enteros.


El problema no se limita a una única bebida.

 

El chai latte de Costa Coffee contiene lo equivalente a unas 20 cucharadas de azúcar y el mocha de chocolate blanco y nata de Starbuck se sitúa en 18 cucharadas.

 

El triple del consumo adulto recomendado.

 

El doble de lo que contiene una lata de Coca Cola

 

Si tenemos en cuenta que normalmente el consumo de estas bebidas viene acompañado de algún trozo de tarta extradulce, nuestro nivel de azúcar en sangre se dispara a límites realmente peligrosos para nuestra salud.


Y todos sabemos que además de engordarnos, el azúcar puede producir enfermedades cardiovasculares, afectar a nuestro estado psíquico o al desarrollo de una hiperglucemia que desemboque en diabetes.


 
Desde hace un tiempo, diversas organizaciones se han encargado de denunciar el elevado nivel de azúcar que contiene la comida que consumimos a diario.

 

En la mayoría de los casos, consumimos alimentos sin ser conscientes de la cantidad de azúcar extra que contienen.


Zumos que se venden como bebidas sanas pero se dedican a matar nuestro páncreas. Cereales que ya llenan nuestro límite de glucosa diario y muchas comidas preparadas de las que solo nos fijamos en las calorías y las grasas pero olvidamos mirar el apartado de azúcares añadidos.


Aún así, a pesar de que la OMS haya puesto el foco sobre nuestro exceso de consumo de alimentos azucarados al día, los gobiernos no han realizado ninguna ley que regule el contenido de azúcares en alimentos.


Y así, inevitablemente, seguimos viviendo todos enganchados a la droga del siglo XXI menos controlada. La que más dependencias produce. La más dulce de todas.

 

Fuente: www.lanetanoticias.com

Visto 180 veces

Autor

Ocioltura

Ateo y loco de nacimiento, creativo en profesión y programador por accidente, fanático de las películas de terror, sociopata musical de Armando Palomas e Iván García, de reciente manufactura en el mundo de la fotografía.