¡Compártelo!
Jueves, 03 Noviembre 2016 14:41

San Sebastián Mártir, su leyenda e iglesia poblana

Una leyenda y procesión que ya está, practicamente, olvidada por los poblanos...

Cuenta la leyenda que fue por la intervención de éste consagrado santo, que Puebla libro una de las calamidades que pintaba para ser catastrófica; tan agradecido quedo el pueblo que…Pero me estoy adelantando, los acontecimientos fueron dándose con urgencia y preocupación, pero hay que ir por partes, para conocer todos los elementos de esta historia.

En la época de la colonia, azoto una terrible enfermedad en la ciudad de Puebla, un mal que daño a cientos de ciudadanos, algo (y guardando las comparaciones) parecido a la peste que plago en Europa. En esos años virreinales se intentó conseguir la cura, pero todo esfuerzo estaba siendo poco fructífero; las malas noticias aumentaban, ya que los decesos iban en un aumento; la tercera parte de la población estaba siendo afectada y por consecuencia, autoridades civiles y religiosas estaban al borde de la anarquía.

Y son los creyentes los que recordaron que San Sebastián mártir, estaba consagrado a ayudar a combatir cualquier tipo de peste, es por lo mismo, es muy invocado por parte de la feligresía católica, ya que no solo es un protector de las enfermedades, también lo es contra los enemigos de la religión.

Dice la leyenda, mezclada con historia o viceversa, Sebastián fue un noble que ascendió entre las filas del emperador Maximino, llegando a pertenecer a la guardia pretoriana, lo que le valió la simpatía de ese líder; pero con el tiempo, se convirtió a la fe cristiana y esto fue algo que molesto a su jefe, por lo que le dio la oportunidad de escoger entre su rango o su religión; obviamente, se decidió por lo segundo, y esto le valió que fuera condenado a muerte, lo que, en una primera ocasión lo trataron de hacer con saetas, pero logró sobrevivir. Al restablecerse de sus heridas, enfrento al emperador, reclamando los derechos de los cristianos, pero solo logro arengar a Maximino y este, con mayor enojo lo volvió a sentenciar y esta vez, si se cumplió la orden; para no fallar lo hicieron con azotes, como le dieron muerte.

Es así como se convirtió en un mártir para la reciente creencia, todo esta leyenda,  les dio ánimos a los líderes católicos de Puebla, quienes con una peregrinación de la catedral a la capilla que se halla en lo que ahora es la 17 sur, a unas cuadras de la Avenida Juárez. Con toda la letanía y fuerza de sus oraciones, entonaron himnos y pedimentos al santo y en un hecho, que todavía no se explica, la enfermedad que asolaba las calles de la Angelópolis desapareció por completo (pero dejo esa tercera parte eliminada).

Es así como San Sebastián se convierte en el segundo santo patrono de la ciudad, después de San Miguel Arcángel, y se le conmemoraba todos los años con una procesión parecida, la cual y es ahí donde no hay una congruencia en el pensamiento católico, ya que no se hace ese tipo de peregrinaje, queda la poca memoria de la feligresía y de sus líderes…

 

Visto 168 veces

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza.