Sábado, 20 Agosto 2016 20:31

15 Pistas para saber si tu hijo fuma marihuana

Ocioltura Escrito por  en Salud
15 Pistas para saber si tu hijo fuma marihuana

Cómo saber si mi hijo fuma porros 

La marihuana es la droga más común en los adolescentes. Más del 40% de jóvenes admite haberla probado al menos una vez en su vida. 

Es normal que los padres se preocupen por si su hijo consume marihuana ya que existen grandes dudas sobre los efectos que causa en el cerebro adolescente. Aquí te presentamos una serie de pistas o indicios para comprobar si tu hij@ fuma marihuana.

Algunas pistas para saber si tu hijo fuma marihuana

  • Ojos muy rojos y brillantes, como llorosos (cuidado porque muchos adolescentes han aprendido que el colirio reduce la rojez ocular).
  • Te esquiva la mirada y no quiere hablar con nadie cuando llega a casa
  • Se comporta desinhibidamente, como sino le diera vergüenza nada
  • Se puede mostrar apático, sin ganas de hacer nada 
  • Tiene mucho más apetito de lo habitual 
  • A veces llega con una risa tonta dibujada en la cara 
  • Se ríe por cosas tontas o insignificantes 
  • Se queda embobado con cosas insignificantes, mirando al perdido o hablando de tonterías
  • Está más sociable que lo habitual, con muy “buen rollito”  
  • Tiene dificultad para recordar hechos recientes 
  • No es capaz de mantener una conversación seria 
  • Tiene la cara con expresión cansada, es probable que se le vean ojeras y cara de cansado.

No pierdas de vista si:

  • Nada más llegar a casa se lava las manos, se pone colonia o se cambia de ropa 
  • Tiene el dedo índice y pulgar amarillos 
  • Siempre llega comiendo chicle 
  • Procura no dejar el bolso o la mochila en sitios públicos de la casa

Esto son solo pistas, indicios, cosas llamativas que pueden hacerte sospechar de que tu hijo fuma marihuana. Que tu hij@ haga estas cosas no significa que fume marihuana.

La solución no es ir tras él o ella como un detective. No es espiar en su mochila ni cotillear su habitación. Es hablar con él, transmitirle tu preocupación para que entienda cómo te sientes, e intentar entenderle tú. No le juzgues ni le amenaces, le alejarás de ti. No confiará en sus padres por miedo a lo que pensarán. Y un adolescente que se siente solo e incomprendido, es un adolescentes vulnerable. 

La adolescencia no es una etapa fácil. Trata a tus hij@s como te gustaría que tus padres te hubieran tratado a ti.

 

Fuente: www.euroresidentes.com

 

Leído 929 veces